Comienza a hacer negocio con tus postres

La repostería no sólo es un arte y una pasión para muchas personas, también es una forma de vida en la que existen toda clase de niveles; y como en cualquier actividad, no necesitas de ser profesional para obtener dinero extra, tampoco arriesgar mucho dinero, o dedicar todo tu tiempo. Conseguir ingresos extra con tus postres es una posibilidad en la que tú eres quien decide su propio ritmo y hasta dónde quiere llegar. A continuación te presentamos algunos tips para emprender tu negocio de postres.

Muchas personas piensan que emprender un negocio requiere de una inversión considerable, y de mucho riesgo. A menudo esa idea es suficiente para postergar este proyecto por años, o incluso nunca realizarlo. Sin embargo emprender en la actividad de repostería es mucho más sencillo de lo que parece, no depende del nivel de experiencia que tengas elaborando postres, sino de tus ganas. Para iniciar un negocio tampoco necesitas un local o una enorme cantidad de productos.

Comencemos desde cero. Estos son algunos pasos que te recomendamos tomar en cuenta para ver nacer tu negocio:

  • Sin pena: Este es el primer paso; antes que cualquier cosa, necesitas decidirte. Saca de tu mente los “pero si…”, “es que…”, “no va a funcionar”, “hay mucha competencia”, “no tengo tiempo”, “qué pena”. Nada pierdes intentandolo, asi que diviertete y aprende todo lo que puedas.
  • ¿Con qué vas a comenzar? Puede ser que tengas una larga experiencia preparando postres, o que nunca antes lo hayas hecho. Elige aquel que puedas producir con mayor facilidad y ofrecer a un precio accesible.
  • Si no sabes nada de repostería, te recomendamos nuestras donas congeladas Dawn o nuestros brownies para cupcakes congelados Rich, si quieres vender un postre cocinado por ti, puedes preparar un pastel o pie y venderlo por rebanadas.
  • Enamórate de tu producto. Como en toda comida, el principal ingrediente es el amor. Prepara tus postres como si fueran para ti. La mejor manera de hacer crecer tu negocio es ofreciendo un sabor difícil de imitar. Pon en marcha tu talento e imprime lo mejor de ti.
  • Lleva la cuenta de todo: Toma nota del costo de toda la materia prima que empleaste para elaborar tus postres; desde el empaque hasta la decoración. Asegurate de que no tengas problemas para reabastecerte, y que el costo de tu materia prima no varíe demasiado.
  • Poco a poco: No desesperes, como en cualquier negocio la venta de postres es una actividad que requiere paciencia y mucho ingenio de tu parte. Comienza preparando una cantidad pequeña de tu producto. Evita perder dinero y aumenta tu producción conforme veas que tus ventas crecen.
  • Localiza tu punto de venta. Como un gato que toma vuelo antes de saltar, antes de hacerlo ya habrá situado donde va a caer. Haz lo mismo, ubica el lugar de tu vida cotidiana donde podrías comenzar a vender tus postres. Puede ser tu lugar de trabajo, en la escuela, con tus vecinos, tu familia o amigos, o incluso si ya tienes un negocio, puedes expandirlo agregando tus nuevos productos.
  • No dejes de aprender. Ya sea que tengas gran experiencia preparando postres, o que lo hagas desde cero, siempre hay nuevas cosas que aprender: Materiales, ingredientes, técnicas. En Cherry Bakery nos interesa mucho tu crecimiento, y cada mes tenemos un calendario de cursos prácticos y demostrativos, que te recomendamos aprovechar. Nunca es tarde para aprender un poco más.
  • Agrega novedades. Sin romperte la cabeza puedes crear pequeñas variaciones de los productos que ya has logrado vender con exito. Aprende a crear afición en tus compradoes, agregando detalles según la temporada, o días festivos más cercanos.
  • Busca crecer. Según avance tu venta, busca nuevas oportunidades de negocio. Si tus donas se venden bastante bien, prueba agregando empanadas, si tu pay de limón es de concurso, intenta preparando uno de manzana también.
    Busca vender más y a más gente, poco a poco encontrarás nuevas alternativas.
  • Sigue intentándolo: No dejes que el ánimo decaiga, si tu primer intento no salió como tú esperabas, reordena tus ideas. Quizá hay algo que puedes hacer mejor. Revisa todo tu proceso. ¿Como saben tus postres? ¿Cómo lucen? ¿En qué precio los estas vendiendo? ¿Dónde lo estás intentando? Todo cuenta, pero tu principal motor para seguir intentándolo debe ser tu pasión por hacer algo que te gusta. Cambia la estrategia y vuelve al ataque.

Estos son sólo algunos de los muchos consejos que existen para emprender tu negocio de postres. Recuerda que siempre que tengas una duda puedes escribirnos en nuestras redes sociales o a nuestro formulario de contacto. ¡Ánimo y mucho éxito!

 

4 Comments

  1. Me llama mucho la atención lo de las donas congeladasy los pasteles, hay un curso para que nos enseñen a decorar? Y que nos enseñen dependiendo de la decoración en cuanto la podemos vender y nos enseñen a vender?

  2. Pingback: La dona estrella con Marisol Pink en el Cake and Bake Masters | Cherry Bakery

  3. Pingback: Claudia Banuet, un ejemplo de emprendimiento | Cherry Bakery

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *